Claves para rediseñar la vida profesional

Acabo de asistir a una conferencia de Álvaro González-Alorda en Fundesem Business School sobre “los próximos 30 años”.

El titular resulta atractivo, Uhh! esto supone un periodo que termina en el 2040. Yo ya estaré jubilado, aunque tal y como están las cosas actualmente no me parece tan claro.

El autor comenzó hablando del mercado actual, sobre todo por sus defectos. Resaltó la sobrecualificación de las personas en las empresas, lo cuál supone que sólo se utiliza un pequeño porcentaje de lo aprendido. Afirmar esto en una escuela de negocios fue bastante atrevido, aunque luego rectificó diciendo que había que formarse en las mejores escuelas de negocios para diferenciarse de la población media.

Por otro lado insistió en la necesidad de tener un mentor que te guíe. Explicó como consiguió que Luis Huete (profesor de IESE) fuera su mentor y para qué le era útil. Utilizó el ejemplo de Rafa Nadal y su tío. De igual manera que Rafa no hubiera podido llegar tan lejos sin su tío, el mentor ayudará a su colaborador a ir más allá de lo establecido.

Álvaro hablo del Personal Branding cómo herramienta a desarrollar en los 30 años venideros. El Personal Branding supone desarrollar una estrategia de ti cómo si fueras una marca: que quieres ser, dónde te quieres posicionar, cuáles son tus fortalezas y debilidades, a que mercado te quieres dirigir… Es decir rediseñar tú vida profesional desde el punto de vista del marketing.

Eché en falta un poco de cercanía y conocimiento sobre el público al que se dirigía. Sobre todo porque ilustraba con grandes retos de personas y grandes fracasos del mercado, pero en ningún momento habló de los pequeños detalles que inspiran a cada persona a moverse. Seguro que una semana sabática en Nueva York, un seminario en Harvard y una conferencia de Benjamin Zander inspiran para mejorar tú trabajo y tú calidad de vida, pero no están al alcance de todo el mundo. La inspiración para mejorar debe estar en tus propios desarrollos y en tu sensibilidad para darte cuenta de tus actuaciones.

Conocer las inspiraciones de los demás y el planteamiento de Álvaro es un buen punto de comienzo para avanzar y desarrollarte. Posteriormente, la gratificante puesta en común con Miguel y Emilio…

Anuncios

Construir una catedral

La visita a Santa María del Mar estuvo llena de recuerdos de la novela sobre su construcción de Ildefonso Falcones, LA CATEDRAL DEL MAR.

Sin embargo, también recordé aquella historia o cuento que he leído en al menos 2 libros sobre la gestión del talento y coaching. Decía más o menos así:

“Paseaba un arquitecto que quería seleccionar personal para su proyecto. Observó el trabajo de un albañil y le preguntó: – ¿qué estás haciendo?-

A esto el albañil le contestó – Haciendo una pared-.

El arquitecto continuó su camino y se encontró con un segundo albañil al cual le hizo la misma pregunta. Éste contestó -Construyo la habitación principal-. El arquitecto continuó su camino.

Poco después se encontró con un tercer albañil. Le volvió a hacer la misma pregunta – ¿qué estás haciendo?- El albañil le respondió:

-Participo en la construcción de una CATEDRAL-

El Arquitecto se quedó impresionado con la respuesta y supo que ésta era la persona adecuada para su proyecto.”

Evidentemente la manera de expresar lo que la persona hacía provocó su selección. A veces ocurre de igual manera en diferentes procesos de selección. Sin embargo, en el momento que te tomas muy en serio este cuento sabrás que no sabes absolutamente nada sobre cada uno de los candidatos. Hay que investigar en más profundidad que es lo que el arquitecto necesita:

  • ¿Una persona productiva, que trabaje rápido y efectivamente?
  • ¿Una persona detallista, centrada en un trabajo bien hecho?
  • ¿Una persona con unos valores claros que se integren con los valores del arquitecto?

Entre otras muchas preguntas ya que se requiere una descripción detallada del puesto a desempeñar. También al hacer las entrevistas cabría preguntarse,

  • el que construye catedrales, ¿trabaja o simplemente mira hacia el cielo esperando que esté terminada?
  • el que hace habitaciones, ¿tiene un sentido de catedral y trabaja en equipo con el resto de sus compañeros para alcanzar el objetivo?
  • la persona que construye una pared, ¿sólo hace eso o también se fija hasta el más mínimo detalle, ayuda con nuevas ideas y sueña con ser participe de algo mayor manteniéndolo en secreto?

Las posibilidades son muy grandes pero el resultado sólo se consigue investigando qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace de esa manera. Hay que dejar de lado las investigaciones parciales y poco certeras.

El líder inspirador Nelson Mandela

Esta semana he ido a ver la película dirigida por Clint Eastwood con el título de INVICTUS. Es una película muy recomendable de ver, a mi personalmente me ha encantado. El film muestra el líder inspirador que es Mandela en manos de Morgan Freeman.

Mandela, tras 27 años en la cárcel, le toca dirigir un país dividido por asuntos raciales. Él, sin rencor alguno, decide no tener en cuenta todo lo que le hicieron en el pasado y tratar todo el mundo por igual.

Para unir al país recuerda como se sintió él en las olimpiadas de Barcelona y cómo su corazón se agitó por su país al ver participar a Sudáfrica. Tomó este referente y lo aplicó al equipo de rugby. Equipo capitaneado por François – Matt Damon- es la insignia principal de la parte blanca del país.

Milton Erickson, hipnoterapeuta americano decía “Trata de coger las cosas que principalmente están en el problema e investiga la posibilidad de incorporarlo al proceso de cambio”. Esto es justo lo que hizo Mandela. El equipo de rugby era un problema de separación del país ya que estaba comandado por los blancos pero, si este equipo pasa a ser el equipo de todos, Sudáfrica se unirá.

Para conseguirlo, tiene que convencer al capitán del equipo, François. Mandela decidió tomar café con él. Hay un momento en la conversación dónde le pregunta al capitán cómo cree que puede ser un buen líder. Él le contesta claramente: – A través del ejemplo, yo soy un ejemplo para mis compañeros-.  Mandela le contestó: – Buena respuesta, pero a veces el ejemplo no basta, además, hay que saber inspirar a las personas a que vayan más allá y ser mejores de lo que creen que pueden ser. –

Continua diciendo, – Me he tirado casi media vida encerrado en una cárcel y en los momentos más difíciles me ha servido de inspiración un poema de William Henley que tiene el siguiente final,

No importa cuán estrecho sea el camino

cuán cargada de castigo la sentencia.

Soy el dueño de mi destino

soy el capitán de mi alma.

Al poco tiempo comenzó en 1995 el campeonato mundial de rugby en Sudáfrica. La fuente de inspiración que Mandela transmitió al capitán fue decisiva.

¿Qué o quién os ha inspirado a vosotros?¿Cómo podéis inspirar vosotros a los demás para ir más allá de las propias creencias actuales?

Aprender con el cine

Este domingo se entregan los premios de la Academia de cine en España. Las 4 favoritas muestran momentos de  gloria, risas, llantos, bloqueos, pasados, futuros…

Ágora

Es una película de Alejando Amenábar. Ha sido la película española más vista en 2009. Muestra la historia de la astrónoma Hipatia de Alejandría en la época romana. Fue una mujer luchadora dentro de un mundo de hombres a los cuáles desafió continuamente. La historia era muy interesante pero el film dejó mucho que desear.

El baile de la Victoria

Película dirigida de Fernando Trueba. Victoria es una joven con fuertes secuelas de su pasado que no le permiten hablar pero si bailar. Abel un soñador empedernido que lucha  hasta el final por sus sueños. Uno de ellos es mostrar al mundo cómo sabe bailar Victoria.

Celda 211

Una muy buena película de Daniel Monzón. Funcionario de prisiones que va un día antes de su primer día de comienzo de trabajo en la cárcel y queda atrapado en plena rebelión. En esa situación y, para sobrevivir, tiene que pasar por uno más de las personas que están encerradas en la cárcel y hacerse amigo del líder “Mala Madre”.

El secreto de sus ojos

Dirigida por Juan José Campanella y protagonizada por Ricardo Darín y Soledad Villamil es una película argentina que recuerdo con mucha nostalgia. Es  quizás la mejor de los cuatro. Sus personajes muestra como el pasado les condiciona el presente hasta tal punto, que sólo piensan en vivir en él para sentirse realizados.

El cine es un instrumento de inspiración y aprendizaje. Puedes ver como personas han puesto todo lo que tenían para alcanzar su éxito o mostrar al mundo ideas que ellos pensaban que eran importantes. También cómo otras que quedan paralizadas por un horror sufrido, pero se centran en una faceta que hacen extremadamente bien. Líderes con enorme número de seguidores para alcanzar un objetivo concreto. Y como no, personas dónde el pasado ejerce una fuerza tan enorme que les condiciona en su día a día, entre otras muchas.

Comportamientos que vemos en nuestra vida diaria, no de forma tan extrema como en estas películas, pero que nos influyen. Unas beneficiosas y otras como alerta, de las que nos debemos cuidar.

Gestionar la mente

La semana pasada John McWhirter ofreció un curso llamado “El arte y la ciencia de la meditación y la hipnosis efectivas” con la traducción de Tim Ingarfield.

Una de las cosas que más me gustan de los cursos de John es su desarrollo. Es decir, comienza haciendo ejercicios para saber qué, cómo y por qué se mueve la persona y mediante nuevos ejercicios que aportan experiencia avanza hacia nuevos desarrollos.

Uno de mis propósitos en este curso fue aplicar la hipnosis y la meditación a día a día empresarial. Durante cientos de años se ha utilizado la meditación como forma de pensar: los budistas, las religiones, el yoga, los derviches… Hoy en día se aplican parcialmente mediante cursos de reducción del estrés principalmente. Sin embargo, las posibilidades que permiten la meditación y la hipnosis en la empresa son mucho mayores. Entre ellas destacan:

  • Conecta lo que haces con tus razones. Esto te permite averiguar cómo piensas y cómo estas organizando las cosas.
  • Mejora la concentración. Muy útil en la toma de decisiones, negociaciones y comunicación, entre otras.
  • Ser más consciente de lo que ocurre a tu alrededor y poder dedicar mayor tiempo a analizar la situación.
  • Prestar más atención y el suficiente tiempo a los problemas, con independencia del interés que exista.
  • Mejorar la calidad de análisis, su dinamismo y lo específico del problema.
  • Estudiar las situaciones de forma subjetiva, objetiva y los diferentes contextos existentes. Mejora la creatividad y la innovación, entre otras.
  • Mejorar tu respiración. Siempre útil para el estrés, toma de decisiones, reflexiones…
  • Puedes analizar desde aquí tu propia gestión en las tareas y por tanto, mejorar la eficiencia, eficacia y la elegancia a la hora de trabajar.
  • Estudias los diferentes comportamientos ante situaciones muy significativas, poco significativas y cosas sin mucha importancia.
  • Analiza en más profundidad cómo evalúas. Sobre todo al incluir algo curioso como la NADA.
  • Descubrir que es el consciente, inconsciente y la mente biológica en DBM®. Ver su utilidad y cómo es aplicable en el día a día.

Esto es sólo una pequeña muestra. Seguro que existen muchas más. Pero sin duda todas ellas te ayudan a gestionar mejor tu propia mente.

Dirección de personas

Hoy clase de Indoor cycling o popularmente conocido como Spinning. Miguel Ángel, el profesor de la clase, consigue que las 100 bicicletas de la sala estén ocupadas.Es más, hay días en los que se debe llegar 15 minutos antes para encontrar sitio en su clase.

Todo el mundo le sigue y al final de la misma, se ha sudado en cantidades enormes pero a su vez contentos. Describir su trabajo en una sesión nos ayudaría y nos podría inspirar para la dirección de equipos dentro de la empresa. Los hechos a tener en cuenta son los siguientes:

  • La clase esta preparada de antemano con una música en función del tipo de ejercicio a realizar. También utiliza los televisores de la clase para poner un documental sobre viajes por el mundo: el cañón del colorado, la montaña china, viaje por el río Li… Ambos ayudan a acompañar al esfuerzo físico necesario.A nivel de empresa, junto al esfuerzo necesario para conseguir objetivos y resultados en la compañía, deben existir otros alicientes que ayuden a estos resultados o qué por lo menos lo acompañen.
  • El monitor está atento a todo el mundo. Aquellos que llegan tarde les indica cómo llegar a la bicicleta que se encuentra libre.
  • Comienza con tono de humor, ritmo suave y explica detenidamente todo el recorrido de la clase.
  • Trabaja sesiones intensas con sesiones de recuperación. No se puede ir todo el tiempo al 100%.
  • En momentos recuperación, Miguel Ángel incide en las posturas corporales, la colocación en la bicicleta y la efectividad en el pedaleo. En el trabajo se debe continuamente revisar si el trabajo que se hace es el más efectivo, cómodo y apropiado.
  • Habla continuamente. Indica antes de que vaya a ocurrir, dónde se está y que tipo de ejercicio ocurre en cada momento. El líder en la empresa debe guiar a sus trabajadores e indicar la senda a seguir. Aunque no sólo basta que se diga una vez, sino que hay que ir el primero en la dirección y aclarar en cada momento en que situación se encuentran sus colaboradores y qué se espera de ellos.
  • Deja hacer. No indica directamente el nivel de intensidad de la bicicleta, sino que explica como debe sentirse la persona en cada momento: recuperación, dificultad en el pedaleo, intensidad fuerte… El líder delega actuaciones y responsabilidades en sus colaboradores y realiza supervisiones de su trabajo.
  • Siempre pedalea con los demás dando ejemplo del ejercicio. Los demás vemos como lo hace y le seguimos en función de nuestro ritmo de trabajo. El líder está en igual situación, todo el mundo está atento a lo que hace. El ejemplo de los valores de la empresa debe estar reconocido en el líder.

En la dirección de personas podemos aprender del trabajo de Miguel Ángel.

Avatar y la imaginación

Este fin de semana fuimos a ver la película de moda: Avatar. Elegí una sala en 3D para disfrutarla al máximo aunque no me fue fácil, el cine estaba completamente lleno. Así que aproveché la mañana del sábado para comprar las entradas vía internet, fila 5.

Al salir de la sala, noté lo larga que fue la película, salí hasta cansado. Sin embargo mereció la pena. Los escenarios, los personajes y la historia en si, se habían realizado con el máximo detalle. En la película resaltaba una imaginación sobre un nuevo planeta y un futuro, todo ello digno de admirar.

“La imaginación es más importante que el saber”. Albert Einstein (Físico y matemático, 1879-1955)

Desconozco el contexto en el que Einstein dijo estas palabras pero para la película Avatar y en el desarrollo de personas la imaginación es muy importante.

Ésta te permite hacer posible la realidad. Si no la puedes imaginar no será real. Hay ejemplos muy claros en el deporte. Para mi siempre destacó el hecho cuando Ben Johnson corrió los 100 metros lisos por debajo de los 10 segundos en los Juegos Olímpicos de Seúl. La excusa fue el dopaje y, de hecho, se le retiró la medalla por ello.

Hoy día el récord lo posee Usain Bolt con 9,58 segundos en Berlín, 2009. Pero es más, cuando existe una carrera de este nivel, muchos de los participantes bajan de los 10 segundos. ¡Increible! sería inimaginable en los años 80. O no, quizás ya había personas preparándose para ser posible y alcanzarlo.

De igual manera ocurre en nuestra vida diaria. ¿Cómo imaginas que será tu futuro?¿Cuánto de certero eres?¿Cómo mejoras tus pronósticos?¿Cuántos escenarios posibles planteas para alcanzar lo imaginado?…

No dudes en imaginar. Quizás no todo es realizable, quizás no resulta como habías pensado en un inicio. Aún así hay una diferencia muy clara: tú decides a dónde quieres ir, aunque sean pequeños pasos.

En Avatar el protagonista decidió …