Relaciones de personas: enseñanza, negociación y comunicación

Este fin de semana se ha repetido un capítulo de Redes 2.0: Educar para fabricar ciudadanos. Eduard Punset entrevistó a Robert Roeser y a Linda Darling-Hammond.

Ambos se centraron en su trabajo realizado dentro de la enseñanza. Afirman el necesario cambio que deben hacer los profesores como profesionales de la enseñanza. Muchos de ellos se concentran en el contenido de la asignatura transmitiéndola de profesor a alumno. Y por tanto, y en teoría, de alumno a profesor, siempre y cuando se tenga alguna pregunta o duda en clase.

Linda Darling-Hammond afirma que la comunicación debe ir en ambas direcciones. El profesor debe o tiene que saber en qué lugar de su comprensión está el alumno para que a partir de ahí, llevarle a la comprensión del problema y el abanico posible de soluciones. Si quieres enseñar a una persona a nadar, debes conocer primero cuál es su nivel de natación y qué necesita mejorar, para así generar un aprendizaje por parte del profesor y el alumno. Sin embargo hay veces que la persona necesita un flotador para salir del agua cuando el profesor le quiere enseñar la mejor técnica de la braza. El aprendizaje no puede ser más inefectivo en este último caso.

De la misma manera ocurre en el mundo de la empresa. Con cierta frecuencia sólo interesa hacer la mejor oferta económica para que se adjudique un presupuesto. Sin embargo, es necesario escuchar las necesidades del cliente, su forma de pensar  y sobre todo, que más podemos hacer por él para que todo le encaje. Esto supone el desarrollo de habilidades en: saber escuchar, empatía, tener en cuenta todo el detalle, aprender de las experiencias tanto positivas como negativas y distinguir la realidad de lo que se ha interpretado, entre otras.

Creo que Robert Roeser da en el clavo al decir:”podemos cambiar nuestras mentes, nuestros cerebros a través de nuestros comportamientos”. Es más, podemos cambiar qué, cómo y por qué pensamos, sentimos y hacemos. Ser consciente de ello y no dejarlo simplemente a la intuición y al azar, da lugar a un potencial de desarrollo tremendo.

Foto por cortesía de Flickr.

Anuncios

2 Responses to Relaciones de personas: enseñanza, negociación y comunicación

  1. Carmenchu says:

    Digo yo, no sé…hablo como docente y discente (profesora y alumna )…

    También puede ocurrir, que el alumno no desee flotador, y quiera aprender a nadar sólo, o que decida desinflar el flotador pero no quitárselo, porque le da cierta seguridad. No necesita supervisión sólo piscina donde nadar. Le gusta aprender errando y solito, le atrae maravillarse de lo que descubre, está investigando y autoinvestigandose…

    Estas cualidades ¿Cómo las puede aprender el docente ¿¿cómo puede percibir estos sutiles matices tan sumamente importantes ¿

    Si no suelta poder, no los ve, ya que se identifica con el rol de docente en demasía, controla en extremis ;-)…eso molesta a algunos alumn@s , por muy valido que sea el maestro, si falla en este aspecto…le lapido, no me interesa como modelo pedagógico…hay muchos mecanismos que hacen desenganchar al alumno, si adoptas el papel de profesor…se te escapan esos pequeños detalles…hablamos de posiciones verticales , dicotomías. Si no se saltan ¿ hay aprendizaje ¿¿a qué nivel ¿dónde queda el desarrollo, si trabajas priorizando lo cognitivo ¿

    Robert Roesert, : EL COMPORTAMIENTO= MODELO PEDAGOCICO …Coincido…
    Hoy escribía en otro post, a cerca de sentimientos como la tristeza (aplicable a cualquier otro estado , considerado como negativo…y eso de negativo ente comillas )sentir SI ,Consentir NO…

    No entiendo nada de negocios, me pregunto si tú y ese cliente…¿ podríais ser una Comunidad de Aprendizaje ¿( no entiendo la enseñanza sino es bajo este prisma )…¿ porque limitar ¿…tú no eres su cliente y él a su vez ,es tuyo…?

    Un abrazo, me gustó la imagen, encaja perfectamente ,disuelve las asimetrías;-)

  2. Hola Carmen,
    Al hablar del ejemplo o metáfora del niño en el agua, me ha gustado que añadieras mucho más. Por que como tu bien dices ocurren o pueden ocurrir muchas más cosas. ¿Se pueden aprender? yo personalmente estoy completamente convencido de ello. Sólo distingues o aprecias lo que conoces cómo distinción. Es decir, dirás que el vino está bueno o malo si vas a tomar una copa de vino en la comida. A la hora de mejorar ese vino, tienes que tener muchas más distinciones para conocer que vino es, cómo se comporta y por qué actúa de esta manera.

    Si ya para un vino nos resulta complicado, desarrollar una persona o un niño muchiiiisimo más. Esto sólo se puede aprender de una experiencia real. Conocer el niño, alumno, cliente… en cada momento, saber que esa experiencia es única y que no se volverá a repetir y aprender de ella. Debe ser algo parecido a lo que tu llamas Comunidad de Aprendizaje.

    En cuanto a los roles de alumno y docente a mi me pareció muy interesante el post de psicología fractal que habla sobre ello http://psicologiafractal.blogspot.com/2010/05/que-es-aprender.html
    Un abrazo
    Manuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: