Relaciones de personas: enseñanza, negociación y comunicación

Este fin de semana se ha repetido un capítulo de Redes 2.0: Educar para fabricar ciudadanos. Eduard Punset entrevistó a Robert Roeser y a Linda Darling-Hammond.

Ambos se centraron en su trabajo realizado dentro de la enseñanza. Afirman el necesario cambio que deben hacer los profesores como profesionales de la enseñanza. Muchos de ellos se concentran en el contenido de la asignatura transmitiéndola de profesor a alumno. Y por tanto, y en teoría, de alumno a profesor, siempre y cuando se tenga alguna pregunta o duda en clase.

Linda Darling-Hammond afirma que la comunicación debe ir en ambas direcciones. El profesor debe o tiene que saber en qué lugar de su comprensión está el alumno para que a partir de ahí, llevarle a la comprensión del problema y el abanico posible de soluciones. Si quieres enseñar a una persona a nadar, debes conocer primero cuál es su nivel de natación y qué necesita mejorar, para así generar un aprendizaje por parte del profesor y el alumno. Sin embargo hay veces que la persona necesita un flotador para salir del agua cuando el profesor le quiere enseñar la mejor técnica de la braza. El aprendizaje no puede ser más inefectivo en este último caso.

De la misma manera ocurre en el mundo de la empresa. Con cierta frecuencia sólo interesa hacer la mejor oferta económica para que se adjudique un presupuesto. Sin embargo, es necesario escuchar las necesidades del cliente, su forma de pensar  y sobre todo, que más podemos hacer por él para que todo le encaje. Esto supone el desarrollo de habilidades en: saber escuchar, empatía, tener en cuenta todo el detalle, aprender de las experiencias tanto positivas como negativas y distinguir la realidad de lo que se ha interpretado, entre otras.

Creo que Robert Roeser da en el clavo al decir:”podemos cambiar nuestras mentes, nuestros cerebros a través de nuestros comportamientos”. Es más, podemos cambiar qué, cómo y por qué pensamos, sentimos y hacemos. Ser consciente de ello y no dejarlo simplemente a la intuición y al azar, da lugar a un potencial de desarrollo tremendo.

Foto por cortesía de Flickr.

Herramientas de futuro: salud, cerebro y comunicación

Tras mucho festejar por el mundial voy a recuperar un artículo que apareció en el periódico El Mundo dentro de su Magazin. Su título fue “El invento que nos falta en nuestras vidas”. En el se entrevistan a 20 personas de diferentes sectores que hablan de lo que ellos creen que falta en el mundo. Los he agrupado de la siguiente manera:

1. Investigar el funcionamiento del cerebro. Desarrollar capacidades emocionales, evitar sufrimiento, mejorar nuestras vidas, sacar más partidas  a sus ideas…

2. Automatizar la adopción de niños

3. Buscar sistemas eficientes de canalización de agua. Disminución de la contaminación de ruidos, ahorro eficiente de la energía y encontrar materiales que mejoren la calidad de la vida.

4. Frenar el envejecimiento. Tecnología para ayudar a los mayores, mejorar productos de la visión, acabar con el sufrimiento de la espalda.

5. Mejorar el sistema político.

6. Eliminar el hambre a través de una pastilla. Agricultura sostenible y alimentación adecuada.

7. Eliminar las barreras de los idiomas. Mejorar la comunicación y aminorar conflictos.

Es una muestra muy pequeña de personas a las que se les ha preguntado, aún así los datos son bastante reveladores. Nos preocupamos por todo aquello que mejore nuestro bienestar ya sea en la enfermedad, hambre, comunicación y cambios políticos y culturales. Para mi, resalta una tendencia muy marcada en el desarrollo de las personas, en cuanto a mejorar la eficacia de nuestros pensamientos, emociones y acciones diarias.

En el blog cubriremos 3 de estas siete “necesidades” principalmente:

1. Avances y prácticas en el funcionamiento y desarrollo de la persona. Es ir un poco más allá del simple desarrollo cerebral.

2. Adoptar medidas preventivas y de mantenimiento de la persona orientada al deporte, meditación, hipnosis, alimentación…

3. Mejoras en la comunicación,  qué efecto, afecto e impacto genera en los demás y uno mismo por supuesto.

Son metas muy altas que seguro con vuestra colaboración iremos resolviendo y añadiendo cada vez más. Por cierto ¿qué más podemos incorporar aquí? Quedan abiertas vuestras aportaciones…

Foto por cortesía de Flickr.

Ser inconformista

No cabe la menor duda que Rafael Nadal es uno de los mejores jugadores de tenis del mundo. Ha aparecido una pequeña entrevista que le hizo el periódico El País después de ganar en Wimbledon: “Me gusta superarme a mí mismo más que a los demás“. Muy recomendable su lectura.

Sus palabras, su hacer y su estar son inspiraciones en mi trabajo. Resulta muy útil y relevante:

Ser inconformista: nunca te conformes con lo que sabes, haces y sientes. Supérarte e intentar ser mejor de lo que eras antes. Al saber que cada día aprendes, que mejoras, que eres diferente a cómo eras en el pasado y que tienes muchas posibilidades de futuro aún no inventadas.

Ilusión por ser mejor o hacerlo cada vez mejor. Si tienes ilusión por ganar u obtener un resultado, ¿qué haces una vez obtenido?¿vás a por otro?¿cuántos más?. Sin embargo, si centras la ilusión en hacerlo cada vez mejor, las posibilidades de mejora son mucho mayor. Por ejemplo, si haces una dieta, la ilusión por aprender nuevas recetas, deportes, tareas saludables darán un resultado más a largo plazo que mirar el peso de tu cuerpo en una balanza cada día.

Inspírate en el trabajo de los demás, más que ser su competidor. Saber que puedes aprender de todo el mundo y retarte del trabajo más dificil para mejorar. Aprende de cómo hacen los demás lo que hacen muy bien en su trabajo, cómo Rafa Nadal en el tenis.

Confianza en ti mismo y en tú trabajo de mejora.

Conocer tu “termino medio”. Es decir, si tienes una buena racha en tu trabajo, familia, salud… no puedes perder de vista que puede haber momentos peores. No puedes estar siempre en lo máximo de bien y mal, tú vida es mucho más y ese más está en lo que haces, sientes y piensas cada día.

La entrevista corta pero muy productiva…

Foto por cortesía de AGarcía

Líderes de hoy

Este fin de semana me recomiendan ver un documental muy interesante que aún está en cines. No suelo ir a ver documentales al cine, pero la persona que me lo comentó despertó mi curiosidad: Es la historia de una persona de Madrid, en su entierro asistieron más de 3.000 personas. Lo siguiente fue: es un sacedote.

Efectivamente el documental se llama “La última cima”. Es la historia de un sacerdote de Madrid, Pablo Domínguez. Él vivió para la comunidad cristiana hasta su reciente muerte en la cima de una montaña.

¿Qué le hacía tener tantos seguidores?¿qué le hacía ser líder?¿cómo le seguía la gente?¿cómo hacía para ser un líder?¿por qué tenía seguidores?¿por qué era un líder?

Desde este documental saco las siguientes pautas de su trabajo:

  • Era una persona muy cercana y disponible para todo el mundo.
  • Utilizaba el sentido del humor siempre.
  • A la hora de dar la “charla” en misa, se marcó el objetivo de 15 minutos como máximo de duración.
  • Humildad resaltaba en todos sus actos, no se cree en ningún momento más importante que los demás y trata a todo el mundo por igual, sin diferencia.
  • Constante, paciente y creía en lo que hacía. Esto lo comunicaba continuamente.
  • Su lenguaje era directo, claro y entendible para todo el mundo.
  • Cuando escuchaba a alguien le prestaba tanta atención que le iba la vida en ello.
  • Era optimista. Un positivo empedernido. Si alguien le venía con algún problema “no importa, cómo podemos resolverlo, que podemos hacer mejor…”

¿Cuáles de estos puntos no podemos aplicar en nuestro día a día?¿Podemos ser líderes nosotros también? Sin lugar a dudas, todos y cada uno de estoy puntos podemos utilizarlos y trabajarlos para desarrollar nuestro liderazgo y el seguir a los demás. Una buena manera de comenzar es ponerlos en práctica con las personas más cercanas. Escucha activa, atención, humildad, constancia, persistencia, optimismo,…

Modelar un artículo de un periódico

Modelar consiste en entender mejor el proceso de cómo construimos nuestra comprensión de lo que nos rodea. Un modelo es una representación parcial o simplificada de cómo nosotros entendemos la realidad y recoge aquellos aspectos a los que nosotros le damos importancia. Es decir, no entendemos la realidad tal como es, respondemos según le damos sentido, actuando en base a lo que conocemos.

Si nuestra intención es mudarnos de casa, cuando vayamos por la calle estaremos atentos a todos los carteles que indique venta o alquiler de piso y no tenemos en cuenta otras cosas cómo que las calles no están adecuadas para una silla de minusválidos, por ejemplo. Este será nuestro modelo. Supondrá hacer cosas que antes no hacíamos y que ahora si es importante para nosotros.

¿A dónde quiero llegar? Pues si hay personas que especialmente hacen unas tareas muy bien -escribir un artículo de prensa- si yo estudió su modelo de hacerlo, puedo mejorar mi forma de escribir un artículo, por ejemplo. Esto es igual de aplicable a otros campos. De hecho la PNL surgió de estudiar tres grandes terapeutas -Milton Erickson, Virginia Satir y Fritz Perls- modelarlos y aprender su forma de hacer para ser aplicado por otras personas.

Este fin de semana ha aparecido un artículo muy interesante de Phil Bennett (ex director adjunto del “The Washington Post”) titulado Retrato de un país en crisis.

El Sr. Bennett ha venido de EEUU a escribir un artículo sobre la situación de la crisis española. A raíz de cómo ha escrito el texto, me ha parecido interesante modelar qué ha escrito, cómo y por qué lo ha escrito de esa manera. De tal forma que pueda ser útil en mi desarrollo de “articulista”. El artículo se desarrolla de la siguiente manera:

1. Detalle especifico. El Sr. Bennet retrata el país dirigiendo toda su atención a una situación especifica y la estudia en detalle: el pueblo de Villacañas dentro de la provincia de Toledo. Ahí analiza qué, cómo y por qué ocurrió la crisis en Villacañas. Este pueblo en el auge económico se ha dedicado a construir puertas de viviendas. Analizó cómo surgió el asunto de las puertas, qué provocó y por qué les llevo a una crisis profunda.

2. Situación general. De la situación de este pueblo, se traslada a analizar lo que ocurre en el país. Por qué está el país cómo está, cómo y qué ocurrió. Para ello se entrevista con los mejores expertos del país en escuelas de negocios, políticos (Elena Salgado y Mariano Rajoy), economistas (Rodrigo Rato, entre otros)… Analiza las debilidades y las fortalezas de España en su conjunto.

3.Detalle específico. Una vez terminado el planteamiento general, vuelve a Villacañas para ver cómo las decisiones generales les han afectado. Qué consecuencias ha tenido, cómo les ha incidido y por qué les afectan las consecuencias de la crisis.

4. Soluciones hacia el futuro del detalle especifico. Vuelve a Villacañas, estudia como las medidas generales afecta a la situación particular de este pueblo y establece diferentes escenarios de posibles futuros para el pueblo.

¿Cómo podríamos utilizar esta secuencia para un proceso de coaching? Pues bien, investigaremos primero qué, cómo y por qué concretamente quiere mejorar. Luego abrimos a la forma de vivir que tiene la persona (familia, amigos, trabajo…) y de este general volvemos al detalle especifico de lo que quería mejorar, entrando en un abanico de mejoras más detalladas para el problema o asunto en concreto dentro de un futuro próximo.

¿Es aplicable a la redacción de una pregunta de exámenes? Cómo estamos en estas épocas, veamos cómo sería. Imaginemos que nos preguntan sobre Roma en el 400 D.C. Un comienzo sería hablar de la situación concreta de Roma en esa época (1). Luego explicar la situación en el mundo de aquel entonces (2). Por último volver a Roma y analizar cómo específicamente esa situación global incidía en Roma (3) y en aquella época y en su futuro próximo (4).

Esto no supone que esta estructura se pueda utilizar para todo, sino que hay que averiguar cuando es útil utilizarla y hacer uso de ella mediante práctica, trabajo y práctica…


Foto cortesía

Entrenamiento mental en el golf

He recibido el libro de “Entrenamiento Mental en el Golf” de Tomás Guijarro Zaplain. Amigo y excelente profesional, nos conocimos en un Master Practitioner de PNL remodelada. Ya por aquel entonces trabajaba para mejorar las habilidades y la efectividad de las personas en el deporte.

Recuerdo como en aquel entonces enseñaba a un equipo de baloncesto a mejorar el tiro. Perfeccionaba la respiración, la dirección de la mirada hacia el objetivo y el movimiento de todo el cuerpo, entre otras muchas cosas. Eran aplicaciones prácticas muy efectivas y con resultado muy a corto plazo.

Ahora publica un libro centrado al mundo del golf. Por lo que he podido leer, no sólo esta dirigido a los jugadores sino también a los propios entrenadores. Ambos busca mejorar sus habilidades de forma continua. Tengo muchas ganas de continuar con la lectura. Tengo mucha expectativa de aplicarlo a otros campos.

Me parece especialmente útil e innovador “el diseño de un sistema de puntuación de la competición mental. El jugador dispondrá de dos datos: el número de golpes que se ha realizado en un torneo y un número que le indicará como se ha desenvuelto a nivel mental”.

Otra innovación para mí supone la continuación del libro a través del blog www.entrenamientomentalenelgolf.com/blog. Seguro que nos veremos por allí. Es un referente a no perder de vista. Muchas gracias.

El neuromarketing

Este fin de semana aparece en el diario El País el artículo, “El mensaje, directo al inconsciente. El neuromarketing dice que el 95% de las decisiones de compra son subconcientes”.

Hace varios años, el profesor de un curso nos pidió una definición de Marketing. Hubo 2 respuestas que me gustaron especialmente:

  • El Marketing es sentido común y muchas palabras en inglés.
  • Se define como la cantidad de euros de menos que tengo en mi bolsillo al hacer este curso.

El profesor dió una definición más general:

“El Marketing es hacer que la marca esté viva en la mente, el corazón y la cartera de los clientes”

Estas definiciones son ejemplos de la palabra Marketing dónde claramente relaciona a una persona con un producto o servicio ofrecido por parte de la empresa.

En el pasado el Marketing se centró en estudiar, dentro de la empresa, lo que llamaban las 4 P´s:

Precio, Producto, Place (distribución) y Publicidad

En la actualidad parece que existe una tendencia en estudiar a la persona que compra o fabrica el producto o servicio. De ahí surge el concepto de neuromarketing. La idea inicial es muy buena. Plantea las siguientes cuestiones:

  • ¿Cómo son las decisiones de compra?
  • ¿Cuál es el comportamiento y la conducta del consumidor?
  • ¿Qué compra?¿por qué compra estos productos?¿qué recuerda de los productos para repetir el proceso de compra?

Ninguna de estas preguntas queda respondida en el artículo de El País. Veamos algunas aportaciones poco certeras:

“Esta demostrado que lo que dura el proceso de decisión de compra es 2,5 segundos”. Si esto así fuera, los centros comerciales estarían vacíos. Entrar, 2,5 segundos y salir. Bueno, hay que pasar por caja, así que algunos minutos más.

“El 95% de las decisiones de compra son subconscientes”. ¿Cómo se distingue una decisión subconsciente de una consciente?, ¿cómo se ha llegado al 95%?. Cuando compro unas manzanas, miro si están picadas, su color y su tamaño por lo que algo más del 5% consciente disponible necesito.

“Los compradores dicen que hace una cosa cuando van de compras y, sin embargo, hacen otra bien distinta”. No sé, cuando digo que voy al supermercado, no aparezco en un taller de coches.

Creo que hay mucho trabajo por hacer en este campo. Pienso que hay que investigar a la persona, al producto, al entorno de ambos y la relación que existe entre los tres. Verificar, comprobar dónde no ocurre y qué más hay ahí.