Formación y aprendizaje

Este fin de semana vi un documental interesante en Redes. Eduart Punset entrevistó a Robert Roeser, psicólogo de la Universidad de Portland EEUU.

Robert Roeser investiga en el campo de la educación. Estudia qué significa aprender, cómo se puede mejorar y qué implicación existe entre los alumnos, padres y profesores. El profesor resalta las siguientes habilidades a mejorar:

Las competencias sociales y emocionales. Aprender a gestionar las emociones personales, a ser consciente de ellas, pero también aprender a gestionar las emociones de los demás. Cuando yo estudiaba en el colegio y la universidad, todo se basaba en aprender conocimiento. La memoria era el factor prinicpal, las cosas se sabían o no. Ya por aquel entonces me preocupaba cómo estudiaban los demás, cómo se organizaban los que mejores notas sacaban y  qué hacían los que menos estudiaban y aprobaban.

Algunas veces llegué a pensar que estudiar significaba cantidad, mientras más estudiara más sabría, mientras más tiempo dedicara a estudiar mejor nota sacaría. La realidad fue muy diferente, la cantidad no mide una nota de un examen, hay muchos más factores incluidos ahí: el interés, las emociones (estrés, miedos, inseguridades, autoestima, comunicación, escritura…), el apoyo de tu “equipo de alto rendimiento” con el que puedes consultar y el ambiente de estudio, entre otros. El interés por estos temas me llevó a investigar temas de Inteligencia Emocional, PNL y sobre todo, los desarrollos de DBM®.

La capacidad de atención, concentración y disciplina. Aprendemos estas habilidades dentro de las tareas de estudiar o en el deporte,  pero nunca de forma aislada y concreta. Trabajar estas habilidades mejorará con creces tu aprendizaje.

Desarrollar el aprendizaje de la diversidad, la identidad cultural y ética. Cada vez somos más una sociedad multicultural por lo que debemos empatizar con los demás y conocer su cultura para mejorar nuestra comunicación, integración y aprendizaje.

En mi experiencia como aprediz y formador, hay una habilidad añadida que me parece muy importante y que no ha aparecido en la entrevista, es la habilidad de desarrollarse con el cambio. La sociedad actual está en continuo movimiento: económico, social, tecnológico, político, lingüístico, etc. Es por ello que apreciar, aceptar y utilizar el cambio es una habilidad reciente en la sociedad que nuestros padres no tuvieron que trabajar pero que para nosotros será crucial y nos darán un carácter diferencial. Hablaremos más sobre ello, en otro momento…

Foto de Flickr.

Libro básico de Coaching

Un libro básico, sencillo y con muchos ejemplos sobre coaching es “Coaching para el éxito” de Talane Miedaner. Comenzar un proceso de coaching o ver que hacen en EEUU en este campo marca la utilidad de este libro. Lo podéis comprar aquí.

Definen el coaching cómo un proceso de entrenamiento personalizado similar al utilizado en el deporte. El entrenador o coach, ” aconseja, guía, estimula y mejora para ir más allá de las limitaciones actuales y cumplir con los objetivos establecidos”.

Pasos a seguir en el libro:

  • Mírate a ti mismo. La autora comienza con ejercicios sencillos para fijar tu atención en ti mismo:
      • ¿Qué pequeñas molestias toleras todos los días y no las solucionas? Elige 10 de ellas y resuélvelas, no las dejes para mañana. Son tipo planchar camisas, recoger tu cuarto, comprar bombillas fundidas…
      • Suprime aquellas tareas que te quitan tiempo y ganas en el día.Tipo televisión, café, azúcar…
      • ¿Cuáles son las 10 cosas de las que disfrutas y que te gustaría hacer a diario?. Tipo andar, bicicleta, comer fruta, llamar a un amigo/a…
      • Elimina los “debería hacer esto” y mantente firme en realizar estas tareas.
      • Inspírate en aquellos valores que admiras y hazlos tuyos.
  • Crea espacios nuevos. Para comenzar algo nuevo tienes que dedicarle tiempo y fijar un espacio. Esto te supondrá eliminar otras cosas que no necesitas. Por ejemplo, si he decidido quedar más con mis amigos, deberé de dejar la televisión, ordenador, organizarme en el trabajo para salir antes…
  • ¿Cómo llevas las cuentas? ¿Qué es el dinero para ti?¿Qué es el éxito económico?¿Qué haría si tuviera todo el dinero que quiero? Escribe un listado de 100 cosas y escoge al menos 10 que realmente quieras. A partir de ahí haz un plan de ahorro y de ingresos.
  • Gestiona tu tiempo. Organiza el tiempo estableciendo prioridades y luego hazlas!
  • Construye relaciones sólidas. Descubre tu familia y amigos. Cuídalos y amplíalos son parte de tu cerebro.Ellos te podrán aconsejar cuando más lo necesites.
  • Haz un trabajo que amas. Define tus valores y descubre tu talento. Establece tus direcciones.
  • Mejora tu comunicación. Reconoce el trabajo de los demás, practica una escucha activa, pregunta lo que no hayas entendido…
  • Cuidate a ti mismo. Haz deporte, masaje, alimentación sana…
  • Persigue disfrutar lo que deseas. Haz un plan y trabaja en ello continuamente.

La autora se centra en fijar metas u objetivos y establecer un plan para alcanzarlos. Sin embargo, el coaching es un tipo de intervención centrado en mejorar lo que haces y no tanto en el objetivo. Al trasladar el coaching del deporte hacia la empresa o la vida se le dio demasiada importancia al objetivo cuando, con frecuencia, en el deporte tampoco es así. Al leer entrevistas a Rafa Nadal, el no piensa en ganar  un partido cuando da el golpe con la raqueta, sino que busca acertar y mejorar con cada golpe a su adversario. Eso si, al final suele ganar.

De todas formas los ejercicios son interesantes. A mí el que más efecto provocó fue el de las pequeñas molestias. ¿Qué os parece?

    Entrenamiento mental en el golf

    He recibido el libro de “Entrenamiento Mental en el Golf” de Tomás Guijarro Zaplain. Amigo y excelente profesional, nos conocimos en un Master Practitioner de PNL remodelada. Ya por aquel entonces trabajaba para mejorar las habilidades y la efectividad de las personas en el deporte.

    Recuerdo como en aquel entonces enseñaba a un equipo de baloncesto a mejorar el tiro. Perfeccionaba la respiración, la dirección de la mirada hacia el objetivo y el movimiento de todo el cuerpo, entre otras muchas cosas. Eran aplicaciones prácticas muy efectivas y con resultado muy a corto plazo.

    Ahora publica un libro centrado al mundo del golf. Por lo que he podido leer, no sólo esta dirigido a los jugadores sino también a los propios entrenadores. Ambos busca mejorar sus habilidades de forma continua. Tengo muchas ganas de continuar con la lectura. Tengo mucha expectativa de aplicarlo a otros campos.

    Me parece especialmente útil e innovador “el diseño de un sistema de puntuación de la competición mental. El jugador dispondrá de dos datos: el número de golpes que se ha realizado en un torneo y un número que le indicará como se ha desenvuelto a nivel mental”.

    Otra innovación para mí supone la continuación del libro a través del blog www.entrenamientomentalenelgolf.com/blog. Seguro que nos veremos por allí. Es un referente a no perder de vista. Muchas gracias.

    Coaching y motivación

    Tras un tiempo sin nadar, esta semana he vuelto a practicar este deporte. Me faltó rutina y eso me hizo pensar varias veces la posibilidad de abandonar o practicar otro deporte. Esta forma de pensar y no decidir o actuar me llevó a relacionar el coaching con la motivación.

    El coaching tiene que ver con mejorar lo que haces, el desempeño o acción. Es una metodología completamente centrada en el desarrollo de la persona y muy útil para mejorar cosas que quieras hacer.

    La motivación esta relacionada con obtener algo. Acercarte a algo que quieras conseguir y/o alejarte de algo que no te guste. Así, por ejemplo, haces ejercicio físico para mantenerte en forma (acercamiento) y para no estar con exceso de peso (alejamiento, no te gusta). Es importante tener en cuenta ambos ya que te ayudarán a alcanzar lo que buscas en ambas vías.

    ¿Cómo se relacionan ambas? ¿qué conexión existe entre coaching y motivación?¿cómo me ayuda mi motivación, el coaching y la gestión a comenzar, mantener y finalizar con éxito la práctica de la natación?

    Los relaciona la gestión, el cómo haces las tareas. Si tomamos el ejemplo de la natación, el coaching -buscará mejorar la manera de nadar-, la motivación – qué quieres conseguir con ello- y la gestión ayudarán en al menos 4 aspectos:

    • Activar la motivación para entrar a hacer la tarea. ¿Por qué quiero nadar? he de preguntarme. Quiero nadar para mantener y mejorar mi forma física. Sino fuera a nadar, ¿qué ocurriría?¿de qué me quiero alejar? ¿cuál es la motivación negativa? Pues de ser una persona sedentaria y probablemente con más peso y volumen. Tener presente la motivación negativa y positiva refuerza las ganas de comenzar, mantener y sostener el tiempo de la natación.
    • Fijar objetivos o sub-objetivos alcanzables más que un objetivo general. Fijo el objetivo de alcanzar 1200 metros en este día concreto. 200 de calentamiento y 2 series de 500. ¿Tengo dificultades de alcanzar la serie de 500? Me planteo entonces objetivos más alcanzables en los 300 y luego 200. También es posible plantear objetivos de cada 100 metros. Esto me ayuda a mantenerme más tiempo en la actividad, desde el comienzo hasta el final.
    • Apoyo social cómo forma de alcanzar el éxito. Intento ir a nadar con más personas. Supone plantear nuevos retos a alcanzar y mejorar. Sino es posible, puedes tener en cuenta a las personas que están nadando en la piscina cómo forma de apoyo. Cómo añadido, podrías imaginar que tu antiguo profesor de natación te está asesorando desde afuera, estando atento a los movimientos de todo tú cuerpo.
    • Hacer uso de la determinación. Estar atento a tu forma de moverte en el agua y usar “la fuerza de voluntad” para alcanzarlo. Cada brazada que doy provoca la siguiente sin cuestionar. Busco que este hecho ocurra, no doy lugar a ningún tipo de cuestionamiento.

    Estos 4 añadidos son muy útiles no sólo para la natación sino para otras tareas tanto en el trabajo como en tus momentos de ocio. Puedes probar a ver que tal ha ido…

    Foto facilitada por http://www.flickr.com/photos/jayhem

    Las disposiciones del líder

    Ayer asistí a unas jornadas por Fundesem Alumni dentro de un ciclo de actualización empresarial. Su título fue “las 5 disposiciones del líder: el modelo de Rafael Nadal” y el ponente Francisco Blanes.

    El título era bastante atractivo después de que Nadal ganara el máster de tenis de Madrid. Se habló de capacidades técnicas, de gestión y de emociones. Además se hizo mucho énfasis en el directivo como gestor de emociones y nombró las 5 disposiciones del líder y su ejemplo en Rafael Nadal:

    1. Apertura: hay que saber recibir y dar
    2. Flexibilidad: accionar en el cambio con agilidad
    3. Determinación: sostiene nuestra fuerza de voluntad
    4. Estabilidad: piensa firme en el aquí y ahora
    5. Zen: reflexión para la acción, proactividad en la dirección de un objetivo y alineación de su intuición con el mundo exterior.

    ¿Por qué el conferenciante escogió a Rafael Nadal como inspirador para la dirección de una empresa?

    Es cierto que puede haber similitudes, pero el directivo actual lleva un equipo de personas consigo y Nadal dista mucho de acercarse a esto. Este equipo son seguidores del líder directivo. Además, se habla mucho del líder pero poco del seguidor y la relación entre ambos. Ambos son dos caras de una misma moneda. Para poder liderar a alguien, esas personas tiene que ser capaz de seguirte. Detras de grandes líderes hay grandes seguidores. ¿Qué hacen para seguir?¿cómo lo hacen? y ¿por qué?

    Nadal debe ser un buen líder y seguidor de si mismo, ahí están los resultados. Veamos como funciona esto con un ejemplo. Después de la conferencia fui a correr. Planifiqué unos 40 minutos de esfuerzo intenso. Durante los primeros 30 minutos fue bien, seguí la actividad que me había propuesto liderar. De pronto, me entró una sensación de agobio y abandono, no quería seguir. Tuve que gestionar mi liderar para mantener el esfuerzo de permanecer hasta los 40 minutos planificados.

    Tanto en el liderar una actuación como el seguirla, están estrechamente conectado con cómo te gestionas para ello: apertura, flexibilidad, determinación, estabilidad, proactividad …

    Gestión de tareas improductivas

    Una semana cargada de experiencias en Nueva York. Entre muchas cosas, me impresionó el Museo de Arte Moderno (MOMA). La foto muestra la participación de una persona que visita el museo en una obra de arte. El ejercicio consiste en sentarse enfrente de una mujer vestida de blanco y mantener fijamente su mirada. En el momento que se deja de mirar, se debe abandonar la escena, fin de la obra.

    Desgraciadamente la cola participar era demasiado larga y el tiempo que las personas que permanecían en la obra también, por lo que no pude hacer uso de la silla. Bueno, aún así, participé en paralelo.

    El gesto puede parecer absurdo. Sin embargo, mantener la mirada durante minutos tiene un efecto de novedad al comienzo, pero poco a poco la novedad desaparece y comienza el aburrimiento. Sostener y mantener el aburrimiento es la clave de la obra de arte y, por supuesto, clave en la meditación.

    Trasladando esta situación extrema al día a día, ¿qué hacemos para realizar tareas que nos resultan monótonas o aburridas?¿cómo podemos afrontarlas de una manera más útil y cómoda?¿por qué nos resultan aburridas estas tareas?

    Como siempre, no hay recetas mágicas, para cada persona es diferente la forma de afrontar una tarea improductiva o aburrida. Algunas de las posibilidades son:

    • Realiza estas tareas lo antes posible. Hacerlo te libera espacio y tiempo para dedicarte a tareas que son más atractivas.
    • Añadir detalle a la tarea. Orientación al aprendizaje, novedad, diversión etc. Analizar lo positivo, negativo y neutro de realizar la tarea. Sacar al perro a pasear puede ser una tarea negativa, sin embargo, también te deja tiempo para disfrutar de un paseo por la calle.
    • Añadir más al entorno. Por ejemplo, hay tareas administrativas que pueden resultar aburridas pero con un poco de música hace que sea más amena.

    Tener herramientas para trabajar el aburrimiento o tareas improductivas ayuda al desarrollo y mejora de la vida en general.

    El arte y la ciencia de la meditación y la hipnosis efectiva

    Jornadas intensas sobre “El Arte y la Ciencia de la Meditación e Hipnosis efectiva” presentado por John McWhirter y traducido por Tim Ingarfield.

    Algunas conclusiones útiles:

    Hay mucho mito en cuanto a la meditación y la hipnosis.

    Solemos tener una idea más o menos fija de cómo somos sin cuestionarnos demasiado si es la manera más útil.

    Separamos vidas profesionales, personales, de familia, amigos etc. cuando sólo existe una única. Por tanto, es quizás muy útil tener una manera más abierta y más amplia de organizarse.

    Con frecuencia solemos tener una idea vaga de lo que queremos. Por ejemplo, si queremos ser felices, ¿qué significa para nosotros ser felices en más detalle?

    La meditación tiene entre sus beneficios mejorar nuestra forma de pensar.

    Valoramos las cosas en función de lo que tenemos hoy y dejamos de apreciar su valor por tenerlas. Muchas cosas materiales damos por hecho que pertenecen a nuestra vida y sólo las valoramos, cuando nos faltan cuando se debería apreciar en todo momento. Por ejemplo, el teléfono móvil, antes no existía y podíamos vivir perfectamente…

    Descubrir las cosas positivas, neutras y negativas de la vida y valorarlas en su justa medida.

    En vez de cambiar o negar un hábito es más útil construir sobre él. Por ejemplo, si te pones nervioso ante una entrevista de trabajo, es más útil investigar, relentizar y comprobar lo que ocurre exactamente antes que negar estar nervioso, ya que ésto último es más probable haga lo contrario.

    Apreciar las cosas tal y cómo están ocurriendo. Apreciar la vida tal y cómo es.

    Existen meditaciones activas y pasivas. Las pasivas son tipo relajación, descanso. Las activas son aquellas para ponerte en marcha para una actividad, ejercicio físico, guerra… Ambas ayudan para pasar de un estado a otro.

    Desde aquí, me gustaría dar las gracias a todos.