Ser inconformista

No cabe la menor duda que Rafael Nadal es uno de los mejores jugadores de tenis del mundo. Ha aparecido una pequeña entrevista que le hizo el periódico El País después de ganar en Wimbledon: “Me gusta superarme a mí mismo más que a los demás“. Muy recomendable su lectura.

Sus palabras, su hacer y su estar son inspiraciones en mi trabajo. Resulta muy útil y relevante:

Ser inconformista: nunca te conformes con lo que sabes, haces y sientes. Supérarte e intentar ser mejor de lo que eras antes. Al saber que cada día aprendes, que mejoras, que eres diferente a cómo eras en el pasado y que tienes muchas posibilidades de futuro aún no inventadas.

Ilusión por ser mejor o hacerlo cada vez mejor. Si tienes ilusión por ganar u obtener un resultado, ¿qué haces una vez obtenido?¿vás a por otro?¿cuántos más?. Sin embargo, si centras la ilusión en hacerlo cada vez mejor, las posibilidades de mejora son mucho mayor. Por ejemplo, si haces una dieta, la ilusión por aprender nuevas recetas, deportes, tareas saludables darán un resultado más a largo plazo que mirar el peso de tu cuerpo en una balanza cada día.

Inspírate en el trabajo de los demás, más que ser su competidor. Saber que puedes aprender de todo el mundo y retarte del trabajo más dificil para mejorar. Aprende de cómo hacen los demás lo que hacen muy bien en su trabajo, cómo Rafa Nadal en el tenis.

Confianza en ti mismo y en tú trabajo de mejora.

Conocer tu “termino medio”. Es decir, si tienes una buena racha en tu trabajo, familia, salud… no puedes perder de vista que puede haber momentos peores. No puedes estar siempre en lo máximo de bien y mal, tú vida es mucho más y ese más está en lo que haces, sientes y piensas cada día.

La entrevista corta pero muy productiva…

Foto por cortesía de AGarcía

Publicidad y creatividad

Éste fue una de los muchos ejemplos que presentó Luis Bassat en su conferencia de creatividad dentro de las jornadas de Fundesem Alumni. Tiene un poder de convocatoria enorme, todas las salas estaban ” a rebosar” de personas para aprender de él. Hay una tendencia a asociar personas muy creativas con la publicidad y Luis Bassat es quizás el máximo exponente en España.

Su comienzo fue, después de graves problemas de sonido, trabajar y elaborar una definición de creatividad. Él decía que debía cumplir las siguientes premisas:

Diferente

Mejora

Usable por otras muchas personas

El producto o servicio que desarrollemos debe ser diferente a los demás. Es importante que suponga una mejora y, por último que su uso se pueda generalizar. Mostró muchos ejemplos de éxito de campañas publicitarias. Fue muy interesante para mi observar cómo hacía uso de las palabras pensar y sentir, siempre iban juntas.

  • La apertura de los juegos olímpicos de Barcelona
  • Campaña de Nueva York: I♥NY
  • La campaña electoral de Obama, entre muchas otras.

Posteriormente se le pudieron hacer preguntas al ponente. Destacó:

¿Con la creatividad se nace o se hace?

Su respuesta fue rápida e ingeniosa: -La creatividad se despierta- Ésta supone hacerse continuamente preguntas de cómo se pueden hacer las cosas de manera diferente o mejor. ¿Me puedo lavar los dientes de una manera diferente? Esto es creativo, si lo haces claro.

¿Qué campaña recomendaría para el actual Partido Socialista?

-No tengo suficiente información -dijo- es importante recopilar todo lo que piensan y sienten en el partido y fuera de él. A partir de ahí montar muchos esloganes posibles-. Es un tópico que la creatividad surge de la nada, cómo la manzana que le cae a Newton encima de la cabeza. La creatividad requiere preparación, preparación y trabajo. A partir de ahí emergerá…

Excelente conferencia, es muy interesante ver cómo una persona aplica la creatividad en su día a día, tanto para grandes eventos, cómo para cosas cotidianas.

La Atención cómo forma de recibir información

Percibimos las cosas que nos rodean en función de la atención que le prestemos. Tanto es así, que si vamos a comprar un coche, nos fijamos en todos los modelos de coches que hay en el mercado, cosa que antes no hacíamos. Veámos con dos ejemplos cómo dirigimos la atención:

1. Pases de pelotas de baloncesto.

Aquí hay un video dónde tenéis que contar el número de veces que se pasa la pelota de una persona a otra. Es un ejercicio sencillo, pero se puede complicar si aparecen más pelotas… Hay personas que quizás conozcan el resultado, no importa, entonces el ejercicio consistirá en comparar cómo es tu atención conociendo el resultado a no conocerlo.

Una vez contado el número de pases realizados, mirad de nuevo el video, pero ahora atendiendo a las personas que están ahí, cómo están vestidas y que más ocurre. ¿Es diferente el resultado? Tu atención ha cambiado y por lo tanto la comprensión de la escena también.

2. Juegos de cartas

Os dejo una versión en inglés con subtítulos en castellano ya que la versión española no funciona bien:

Muchos estudios afirman que percibimos la información a través de nuestros sentidos cómo si fuese una cámara de video. A partir de ahí filtramos la información y obtenemos nuestra realidad en función de nuestras creencias y experiencias pasadas.

El enfoque de John McWhirter es ligeramente diferente. Afirma que más que filtros tenemos “selectores”, es decir seleccionamos parte de la información que percibimos para construir nuestra realidad. Esto es para mi un matiz bien diferente, la información no nos viene dada, sino que nosotros la elegimos y por tanto la podemos cambiar… Desarrollo supone mejorar, aumentar el abanico de posibilidades de atención, entre otras muchas cosas.

Libro básico de Coaching

Un libro básico, sencillo y con muchos ejemplos sobre coaching es “Coaching para el éxito” de Talane Miedaner. Comenzar un proceso de coaching o ver que hacen en EEUU en este campo marca la utilidad de este libro. Lo podéis comprar aquí.

Definen el coaching cómo un proceso de entrenamiento personalizado similar al utilizado en el deporte. El entrenador o coach, ” aconseja, guía, estimula y mejora para ir más allá de las limitaciones actuales y cumplir con los objetivos establecidos”.

Pasos a seguir en el libro:

  • Mírate a ti mismo. La autora comienza con ejercicios sencillos para fijar tu atención en ti mismo:
      • ¿Qué pequeñas molestias toleras todos los días y no las solucionas? Elige 10 de ellas y resuélvelas, no las dejes para mañana. Son tipo planchar camisas, recoger tu cuarto, comprar bombillas fundidas…
      • Suprime aquellas tareas que te quitan tiempo y ganas en el día.Tipo televisión, café, azúcar…
      • ¿Cuáles son las 10 cosas de las que disfrutas y que te gustaría hacer a diario?. Tipo andar, bicicleta, comer fruta, llamar a un amigo/a…
      • Elimina los “debería hacer esto” y mantente firme en realizar estas tareas.
      • Inspírate en aquellos valores que admiras y hazlos tuyos.
  • Crea espacios nuevos. Para comenzar algo nuevo tienes que dedicarle tiempo y fijar un espacio. Esto te supondrá eliminar otras cosas que no necesitas. Por ejemplo, si he decidido quedar más con mis amigos, deberé de dejar la televisión, ordenador, organizarme en el trabajo para salir antes…
  • ¿Cómo llevas las cuentas? ¿Qué es el dinero para ti?¿Qué es el éxito económico?¿Qué haría si tuviera todo el dinero que quiero? Escribe un listado de 100 cosas y escoge al menos 10 que realmente quieras. A partir de ahí haz un plan de ahorro y de ingresos.
  • Gestiona tu tiempo. Organiza el tiempo estableciendo prioridades y luego hazlas!
  • Construye relaciones sólidas. Descubre tu familia y amigos. Cuídalos y amplíalos son parte de tu cerebro.Ellos te podrán aconsejar cuando más lo necesites.
  • Haz un trabajo que amas. Define tus valores y descubre tu talento. Establece tus direcciones.
  • Mejora tu comunicación. Reconoce el trabajo de los demás, practica una escucha activa, pregunta lo que no hayas entendido…
  • Cuidate a ti mismo. Haz deporte, masaje, alimentación sana…
  • Persigue disfrutar lo que deseas. Haz un plan y trabaja en ello continuamente.

La autora se centra en fijar metas u objetivos y establecer un plan para alcanzarlos. Sin embargo, el coaching es un tipo de intervención centrado en mejorar lo que haces y no tanto en el objetivo. Al trasladar el coaching del deporte hacia la empresa o la vida se le dio demasiada importancia al objetivo cuando, con frecuencia, en el deporte tampoco es así. Al leer entrevistas a Rafa Nadal, el no piensa en ganar  un partido cuando da el golpe con la raqueta, sino que busca acertar y mejorar con cada golpe a su adversario. Eso si, al final suele ganar.

De todas formas los ejercicios son interesantes. A mí el que más efecto provocó fue el de las pequeñas molestias. ¿Qué os parece?

    El secreto del éxito profesional

    Hoy he tenido una reunión con un proveedor de muchos años de relación. Me sorprendió al contarme que se jubilaba. Cierto, acaba de cumplir 60 años y se acoge a un plan de prejubilación. Creo que sólo trabajará el 15% de la jornada actual. Curiosamente viene acompañado de su sucesor, un chico joven, titulado universitario y con tres idiomas.

    Estas son las ocasiones en las que aprovecho para preguntar a Javier cuál ha sido el secreto de su éxito. Sin duda alguna su primera respuesta fue:

    Ser un corredor de fondo

    Afirmó que durante los 24 años que ha estado en la empresa, ha mantenido un esfuerzo continuo y constante en su trabajo. Su aspiración era hacer bien su trabajo, eso fue muy importante para él. Añadió ” he visto ascender muy rápidamente a muchas personas, cegadas por el éxito de ocupar puestos de mayor rango, y luego caer y salir de la empresa. Yo he querido ser siempre constante, hacer bien mi trabajo, mejorar lo que ya hacía y esforzarme para conseguirlo. La cultura del esfuerzo, cosa tan olvidada…”

    Sus enseñanzas se pueden aplicar en nuestro día a día:

    • Hacer bien nuestra tarea
    • Dedicar esfuerzo a la tarea con mucho detalle.
    • Conectar la tarea con el significado del éxito para cada uno. ¿Es el éxito finalizar la tarea; sentirte cómodo con ella; o bien me siento orgulloso de ella? ¿Es posible que exista algo de las tres?
    • Supervisar todo el proceso de realización. Esta acción te permitirá ver qué funciona y qué no, para poder mejorar.

    De todas formas sentí a Javier muy nostálgico, algo que puede ser normal…