Ser inconformista

No cabe la menor duda que Rafael Nadal es uno de los mejores jugadores de tenis del mundo. Ha aparecido una pequeña entrevista que le hizo el periódico El País después de ganar en Wimbledon: “Me gusta superarme a mí mismo más que a los demás“. Muy recomendable su lectura.

Sus palabras, su hacer y su estar son inspiraciones en mi trabajo. Resulta muy útil y relevante:

Ser inconformista: nunca te conformes con lo que sabes, haces y sientes. Supérarte e intentar ser mejor de lo que eras antes. Al saber que cada día aprendes, que mejoras, que eres diferente a cómo eras en el pasado y que tienes muchas posibilidades de futuro aún no inventadas.

Ilusión por ser mejor o hacerlo cada vez mejor. Si tienes ilusión por ganar u obtener un resultado, ¿qué haces una vez obtenido?¿vás a por otro?¿cuántos más?. Sin embargo, si centras la ilusión en hacerlo cada vez mejor, las posibilidades de mejora son mucho mayor. Por ejemplo, si haces una dieta, la ilusión por aprender nuevas recetas, deportes, tareas saludables darán un resultado más a largo plazo que mirar el peso de tu cuerpo en una balanza cada día.

Inspírate en el trabajo de los demás, más que ser su competidor. Saber que puedes aprender de todo el mundo y retarte del trabajo más dificil para mejorar. Aprende de cómo hacen los demás lo que hacen muy bien en su trabajo, cómo Rafa Nadal en el tenis.

Confianza en ti mismo y en tú trabajo de mejora.

Conocer tu “termino medio”. Es decir, si tienes una buena racha en tu trabajo, familia, salud… no puedes perder de vista que puede haber momentos peores. No puedes estar siempre en lo máximo de bien y mal, tú vida es mucho más y ese más está en lo que haces, sientes y piensas cada día.

La entrevista corta pero muy productiva…

Foto por cortesía de AGarcía

Anuncios

Ampliar perspectivas

Este trozo de la película “El club de los poetas muertos” es muy bueno para explicar que tenemos que “ver” los problemas desde diferentes perspectivas. Robin Williams utiliza la mesa para esto. ¿Qué más posibilidades hay?

Se me ocurren las siguientes:

  • Antes del problema, ¿cómo era la situación?
  • Durante el problema, ¿puedes “alejarte” del problema y contemplarlo?¿puedes mirarlo desde diferentes puntos de vista?¿puedes ver el problema desde la opinión de las otras personas?¿puedes tratarlo desde la curiosidad, aprendizaje y juego con los componentes?
  • Después ¿Puedes pensar en el problema como si fuera mañana? ¿cómo sería el problema si hubiera pasado una semana? ¿y un mes?

Mirar desde encima de una mesa es una posibilidad; el antes, durante, después, curiosidad, aprendizaje, juego… marcan otras muchas más perspectivas de mejora a tener en cuenta.

Muchas veces tendemos a simplificar los problemas tipo: mi jefe me ha mirado mal, le caigo mal.El momento actual esta lleno de cambios continuos y con muchos factores a tener en cuenta. Por ello, es muy importante aprender a introducir más variables en los problemas que simplificar:

¿me ha mirado mal sólo a mí o también a otras personas?¿qué ha pasado exactamente para que mirara de esa manera?¿siempre tiene esa misma mirada o esta mañana en el café tenía otra?¿han percibido los demás la misma mirada o ha sido intuición mía?¿cómo he respondido yo: curiosidad, aprender de lo que ocurría?¿que pasaría si le preguntara por la mirada o confirmar la situación exacta?¿mañana tendrá la misma mirada?¿qué pensaré yo de esta situación mañana?¿y pasado mañana?¿y la próxima semana?

Hay un gran abanico de posibilidades de mejora…

Formación y aprendizaje

Este fin de semana vi un documental interesante en Redes. Eduart Punset entrevistó a Robert Roeser, psicólogo de la Universidad de Portland EEUU.

Robert Roeser investiga en el campo de la educación. Estudia qué significa aprender, cómo se puede mejorar y qué implicación existe entre los alumnos, padres y profesores. El profesor resalta las siguientes habilidades a mejorar:

Las competencias sociales y emocionales. Aprender a gestionar las emociones personales, a ser consciente de ellas, pero también aprender a gestionar las emociones de los demás. Cuando yo estudiaba en el colegio y la universidad, todo se basaba en aprender conocimiento. La memoria era el factor prinicpal, las cosas se sabían o no. Ya por aquel entonces me preocupaba cómo estudiaban los demás, cómo se organizaban los que mejores notas sacaban y  qué hacían los que menos estudiaban y aprobaban.

Algunas veces llegué a pensar que estudiar significaba cantidad, mientras más estudiara más sabría, mientras más tiempo dedicara a estudiar mejor nota sacaría. La realidad fue muy diferente, la cantidad no mide una nota de un examen, hay muchos más factores incluidos ahí: el interés, las emociones (estrés, miedos, inseguridades, autoestima, comunicación, escritura…), el apoyo de tu “equipo de alto rendimiento” con el que puedes consultar y el ambiente de estudio, entre otros. El interés por estos temas me llevó a investigar temas de Inteligencia Emocional, PNL y sobre todo, los desarrollos de DBM®.

La capacidad de atención, concentración y disciplina. Aprendemos estas habilidades dentro de las tareas de estudiar o en el deporte,  pero nunca de forma aislada y concreta. Trabajar estas habilidades mejorará con creces tu aprendizaje.

Desarrollar el aprendizaje de la diversidad, la identidad cultural y ética. Cada vez somos más una sociedad multicultural por lo que debemos empatizar con los demás y conocer su cultura para mejorar nuestra comunicación, integración y aprendizaje.

En mi experiencia como aprediz y formador, hay una habilidad añadida que me parece muy importante y que no ha aparecido en la entrevista, es la habilidad de desarrollarse con el cambio. La sociedad actual está en continuo movimiento: económico, social, tecnológico, político, lingüístico, etc. Es por ello que apreciar, aceptar y utilizar el cambio es una habilidad reciente en la sociedad que nuestros padres no tuvieron que trabajar pero que para nosotros será crucial y nos darán un carácter diferencial. Hablaremos más sobre ello, en otro momento…

Foto de Flickr.

Modelar un artículo de un periódico

Modelar consiste en entender mejor el proceso de cómo construimos nuestra comprensión de lo que nos rodea. Un modelo es una representación parcial o simplificada de cómo nosotros entendemos la realidad y recoge aquellos aspectos a los que nosotros le damos importancia. Es decir, no entendemos la realidad tal como es, respondemos según le damos sentido, actuando en base a lo que conocemos.

Si nuestra intención es mudarnos de casa, cuando vayamos por la calle estaremos atentos a todos los carteles que indique venta o alquiler de piso y no tenemos en cuenta otras cosas cómo que las calles no están adecuadas para una silla de minusválidos, por ejemplo. Este será nuestro modelo. Supondrá hacer cosas que antes no hacíamos y que ahora si es importante para nosotros.

¿A dónde quiero llegar? Pues si hay personas que especialmente hacen unas tareas muy bien -escribir un artículo de prensa- si yo estudió su modelo de hacerlo, puedo mejorar mi forma de escribir un artículo, por ejemplo. Esto es igual de aplicable a otros campos. De hecho la PNL surgió de estudiar tres grandes terapeutas -Milton Erickson, Virginia Satir y Fritz Perls- modelarlos y aprender su forma de hacer para ser aplicado por otras personas.

Este fin de semana ha aparecido un artículo muy interesante de Phil Bennett (ex director adjunto del “The Washington Post”) titulado Retrato de un país en crisis.

El Sr. Bennett ha venido de EEUU a escribir un artículo sobre la situación de la crisis española. A raíz de cómo ha escrito el texto, me ha parecido interesante modelar qué ha escrito, cómo y por qué lo ha escrito de esa manera. De tal forma que pueda ser útil en mi desarrollo de “articulista”. El artículo se desarrolla de la siguiente manera:

1. Detalle especifico. El Sr. Bennet retrata el país dirigiendo toda su atención a una situación especifica y la estudia en detalle: el pueblo de Villacañas dentro de la provincia de Toledo. Ahí analiza qué, cómo y por qué ocurrió la crisis en Villacañas. Este pueblo en el auge económico se ha dedicado a construir puertas de viviendas. Analizó cómo surgió el asunto de las puertas, qué provocó y por qué les llevo a una crisis profunda.

2. Situación general. De la situación de este pueblo, se traslada a analizar lo que ocurre en el país. Por qué está el país cómo está, cómo y qué ocurrió. Para ello se entrevista con los mejores expertos del país en escuelas de negocios, políticos (Elena Salgado y Mariano Rajoy), economistas (Rodrigo Rato, entre otros)… Analiza las debilidades y las fortalezas de España en su conjunto.

3.Detalle específico. Una vez terminado el planteamiento general, vuelve a Villacañas para ver cómo las decisiones generales les han afectado. Qué consecuencias ha tenido, cómo les ha incidido y por qué les afectan las consecuencias de la crisis.

4. Soluciones hacia el futuro del detalle especifico. Vuelve a Villacañas, estudia como las medidas generales afecta a la situación particular de este pueblo y establece diferentes escenarios de posibles futuros para el pueblo.

¿Cómo podríamos utilizar esta secuencia para un proceso de coaching? Pues bien, investigaremos primero qué, cómo y por qué concretamente quiere mejorar. Luego abrimos a la forma de vivir que tiene la persona (familia, amigos, trabajo…) y de este general volvemos al detalle especifico de lo que quería mejorar, entrando en un abanico de mejoras más detalladas para el problema o asunto en concreto dentro de un futuro próximo.

¿Es aplicable a la redacción de una pregunta de exámenes? Cómo estamos en estas épocas, veamos cómo sería. Imaginemos que nos preguntan sobre Roma en el 400 D.C. Un comienzo sería hablar de la situación concreta de Roma en esa época (1). Luego explicar la situación en el mundo de aquel entonces (2). Por último volver a Roma y analizar cómo específicamente esa situación global incidía en Roma (3) y en aquella época y en su futuro próximo (4).

Esto no supone que esta estructura se pueda utilizar para todo, sino que hay que averiguar cuando es útil utilizarla y hacer uso de ella mediante práctica, trabajo y práctica…


Foto cortesía

Publicidad y creatividad

Éste fue una de los muchos ejemplos que presentó Luis Bassat en su conferencia de creatividad dentro de las jornadas de Fundesem Alumni. Tiene un poder de convocatoria enorme, todas las salas estaban ” a rebosar” de personas para aprender de él. Hay una tendencia a asociar personas muy creativas con la publicidad y Luis Bassat es quizás el máximo exponente en España.

Su comienzo fue, después de graves problemas de sonido, trabajar y elaborar una definición de creatividad. Él decía que debía cumplir las siguientes premisas:

Diferente

Mejora

Usable por otras muchas personas

El producto o servicio que desarrollemos debe ser diferente a los demás. Es importante que suponga una mejora y, por último que su uso se pueda generalizar. Mostró muchos ejemplos de éxito de campañas publicitarias. Fue muy interesante para mi observar cómo hacía uso de las palabras pensar y sentir, siempre iban juntas.

  • La apertura de los juegos olímpicos de Barcelona
  • Campaña de Nueva York: I♥NY
  • La campaña electoral de Obama, entre muchas otras.

Posteriormente se le pudieron hacer preguntas al ponente. Destacó:

¿Con la creatividad se nace o se hace?

Su respuesta fue rápida e ingeniosa: -La creatividad se despierta- Ésta supone hacerse continuamente preguntas de cómo se pueden hacer las cosas de manera diferente o mejor. ¿Me puedo lavar los dientes de una manera diferente? Esto es creativo, si lo haces claro.

¿Qué campaña recomendaría para el actual Partido Socialista?

-No tengo suficiente información -dijo- es importante recopilar todo lo que piensan y sienten en el partido y fuera de él. A partir de ahí montar muchos esloganes posibles-. Es un tópico que la creatividad surge de la nada, cómo la manzana que le cae a Newton encima de la cabeza. La creatividad requiere preparación, preparación y trabajo. A partir de ahí emergerá…

Excelente conferencia, es muy interesante ver cómo una persona aplica la creatividad en su día a día, tanto para grandes eventos, cómo para cosas cotidianas.

Libro básico de Coaching

Un libro básico, sencillo y con muchos ejemplos sobre coaching es “Coaching para el éxito” de Talane Miedaner. Comenzar un proceso de coaching o ver que hacen en EEUU en este campo marca la utilidad de este libro. Lo podéis comprar aquí.

Definen el coaching cómo un proceso de entrenamiento personalizado similar al utilizado en el deporte. El entrenador o coach, ” aconseja, guía, estimula y mejora para ir más allá de las limitaciones actuales y cumplir con los objetivos establecidos”.

Pasos a seguir en el libro:

  • Mírate a ti mismo. La autora comienza con ejercicios sencillos para fijar tu atención en ti mismo:
      • ¿Qué pequeñas molestias toleras todos los días y no las solucionas? Elige 10 de ellas y resuélvelas, no las dejes para mañana. Son tipo planchar camisas, recoger tu cuarto, comprar bombillas fundidas…
      • Suprime aquellas tareas que te quitan tiempo y ganas en el día.Tipo televisión, café, azúcar…
      • ¿Cuáles son las 10 cosas de las que disfrutas y que te gustaría hacer a diario?. Tipo andar, bicicleta, comer fruta, llamar a un amigo/a…
      • Elimina los “debería hacer esto” y mantente firme en realizar estas tareas.
      • Inspírate en aquellos valores que admiras y hazlos tuyos.
  • Crea espacios nuevos. Para comenzar algo nuevo tienes que dedicarle tiempo y fijar un espacio. Esto te supondrá eliminar otras cosas que no necesitas. Por ejemplo, si he decidido quedar más con mis amigos, deberé de dejar la televisión, ordenador, organizarme en el trabajo para salir antes…
  • ¿Cómo llevas las cuentas? ¿Qué es el dinero para ti?¿Qué es el éxito económico?¿Qué haría si tuviera todo el dinero que quiero? Escribe un listado de 100 cosas y escoge al menos 10 que realmente quieras. A partir de ahí haz un plan de ahorro y de ingresos.
  • Gestiona tu tiempo. Organiza el tiempo estableciendo prioridades y luego hazlas!
  • Construye relaciones sólidas. Descubre tu familia y amigos. Cuídalos y amplíalos son parte de tu cerebro.Ellos te podrán aconsejar cuando más lo necesites.
  • Haz un trabajo que amas. Define tus valores y descubre tu talento. Establece tus direcciones.
  • Mejora tu comunicación. Reconoce el trabajo de los demás, practica una escucha activa, pregunta lo que no hayas entendido…
  • Cuidate a ti mismo. Haz deporte, masaje, alimentación sana…
  • Persigue disfrutar lo que deseas. Haz un plan y trabaja en ello continuamente.

La autora se centra en fijar metas u objetivos y establecer un plan para alcanzarlos. Sin embargo, el coaching es un tipo de intervención centrado en mejorar lo que haces y no tanto en el objetivo. Al trasladar el coaching del deporte hacia la empresa o la vida se le dio demasiada importancia al objetivo cuando, con frecuencia, en el deporte tampoco es así. Al leer entrevistas a Rafa Nadal, el no piensa en ganar  un partido cuando da el golpe con la raqueta, sino que busca acertar y mejorar con cada golpe a su adversario. Eso si, al final suele ganar.

De todas formas los ejercicios son interesantes. A mí el que más efecto provocó fue el de las pequeñas molestias. ¿Qué os parece?

    Creatividad: arte, ingeniería y empresa

    En El País del fin de semana aparece una entrevista a Theo Jansen, “Las empresas que buscan innovación deben aprender  a respetar las ideas”.

    Con frecuencia se piensa que la creatividad aparece por si misma, cuando menos te lo esperas. Este mito se promueve con “Eureka”, la invención de la bombilla de Thomas Edison, la caída de la manzana en la cabeza de Newton, etc.

    Sin embargo, pocas veces ocurre así en la realidad. En relación a esto, me encanta lo que decía Picasso: si viene la inspiración, que me pille trabajando. Son muchas horas de trabajo intensivo dónde una mente creativa debe trabajar para sacar un proyecto adelante. El trabajo en cada una de las etapas requiere mucha dosis de esfuerzo, persistencia e imaginación.

    El autor habla de promover la imaginación en la empresa y cómo  la lluvia de ideas – brainstorming- puede ayudar a ello. Es una pena que en la entrevista no se extendiera más en hablar de cómo hacía o desarrollaba la creatividad, de cómo desarrollar una mente creativa y cómo esa creatividad artística se reflejaba en su día a día de trabajo.

    Una persona mundialmente conocida en este campo es Edward de Bono. Hace mucho tiempo me leí su libro “Seis sombreros para pensar”. Os dejo un pequeño artículo aquí de como es esta actividad. Básicamente los que se hace aquí es establecer puntos de vista diferentes para ser más creativo y, a partir de ahí, para tomar la decisión correcta.

    Os dejo también un post de creatividad donde hablé sobre Alicia.

    Foto cortesía de http://www.flickr.com/photos/spiritual_marketplace/4599172685/