Relaciones de personas: enseñanza, negociación y comunicación

Este fin de semana se ha repetido un capítulo de Redes 2.0: Educar para fabricar ciudadanos. Eduard Punset entrevistó a Robert Roeser y a Linda Darling-Hammond.

Ambos se centraron en su trabajo realizado dentro de la enseñanza. Afirman el necesario cambio que deben hacer los profesores como profesionales de la enseñanza. Muchos de ellos se concentran en el contenido de la asignatura transmitiéndola de profesor a alumno. Y por tanto, y en teoría, de alumno a profesor, siempre y cuando se tenga alguna pregunta o duda en clase.

Linda Darling-Hammond afirma que la comunicación debe ir en ambas direcciones. El profesor debe o tiene que saber en qué lugar de su comprensión está el alumno para que a partir de ahí, llevarle a la comprensión del problema y el abanico posible de soluciones. Si quieres enseñar a una persona a nadar, debes conocer primero cuál es su nivel de natación y qué necesita mejorar, para así generar un aprendizaje por parte del profesor y el alumno. Sin embargo hay veces que la persona necesita un flotador para salir del agua cuando el profesor le quiere enseñar la mejor técnica de la braza. El aprendizaje no puede ser más inefectivo en este último caso.

De la misma manera ocurre en el mundo de la empresa. Con cierta frecuencia sólo interesa hacer la mejor oferta económica para que se adjudique un presupuesto. Sin embargo, es necesario escuchar las necesidades del cliente, su forma de pensar  y sobre todo, que más podemos hacer por él para que todo le encaje. Esto supone el desarrollo de habilidades en: saber escuchar, empatía, tener en cuenta todo el detalle, aprender de las experiencias tanto positivas como negativas y distinguir la realidad de lo que se ha interpretado, entre otras.

Creo que Robert Roeser da en el clavo al decir:”podemos cambiar nuestras mentes, nuestros cerebros a través de nuestros comportamientos”. Es más, podemos cambiar qué, cómo y por qué pensamos, sentimos y hacemos. Ser consciente de ello y no dejarlo simplemente a la intuición y al azar, da lugar a un potencial de desarrollo tremendo.

Foto por cortesía de Flickr.

Ampliar perspectivas

Este trozo de la película “El club de los poetas muertos” es muy bueno para explicar que tenemos que “ver” los problemas desde diferentes perspectivas. Robin Williams utiliza la mesa para esto. ¿Qué más posibilidades hay?

Se me ocurren las siguientes:

  • Antes del problema, ¿cómo era la situación?
  • Durante el problema, ¿puedes “alejarte” del problema y contemplarlo?¿puedes mirarlo desde diferentes puntos de vista?¿puedes ver el problema desde la opinión de las otras personas?¿puedes tratarlo desde la curiosidad, aprendizaje y juego con los componentes?
  • Después ¿Puedes pensar en el problema como si fuera mañana? ¿cómo sería el problema si hubiera pasado una semana? ¿y un mes?

Mirar desde encima de una mesa es una posibilidad; el antes, durante, después, curiosidad, aprendizaje, juego… marcan otras muchas más perspectivas de mejora a tener en cuenta.

Muchas veces tendemos a simplificar los problemas tipo: mi jefe me ha mirado mal, le caigo mal.El momento actual esta lleno de cambios continuos y con muchos factores a tener en cuenta. Por ello, es muy importante aprender a introducir más variables en los problemas que simplificar:

¿me ha mirado mal sólo a mí o también a otras personas?¿qué ha pasado exactamente para que mirara de esa manera?¿siempre tiene esa misma mirada o esta mañana en el café tenía otra?¿han percibido los demás la misma mirada o ha sido intuición mía?¿cómo he respondido yo: curiosidad, aprender de lo que ocurría?¿que pasaría si le preguntara por la mirada o confirmar la situación exacta?¿mañana tendrá la misma mirada?¿qué pensaré yo de esta situación mañana?¿y pasado mañana?¿y la próxima semana?

Hay un gran abanico de posibilidades de mejora…

Publicidad y creatividad

Éste fue una de los muchos ejemplos que presentó Luis Bassat en su conferencia de creatividad dentro de las jornadas de Fundesem Alumni. Tiene un poder de convocatoria enorme, todas las salas estaban ” a rebosar” de personas para aprender de él. Hay una tendencia a asociar personas muy creativas con la publicidad y Luis Bassat es quizás el máximo exponente en España.

Su comienzo fue, después de graves problemas de sonido, trabajar y elaborar una definición de creatividad. Él decía que debía cumplir las siguientes premisas:

Diferente

Mejora

Usable por otras muchas personas

El producto o servicio que desarrollemos debe ser diferente a los demás. Es importante que suponga una mejora y, por último que su uso se pueda generalizar. Mostró muchos ejemplos de éxito de campañas publicitarias. Fue muy interesante para mi observar cómo hacía uso de las palabras pensar y sentir, siempre iban juntas.

  • La apertura de los juegos olímpicos de Barcelona
  • Campaña de Nueva York: I♥NY
  • La campaña electoral de Obama, entre muchas otras.

Posteriormente se le pudieron hacer preguntas al ponente. Destacó:

¿Con la creatividad se nace o se hace?

Su respuesta fue rápida e ingeniosa: -La creatividad se despierta- Ésta supone hacerse continuamente preguntas de cómo se pueden hacer las cosas de manera diferente o mejor. ¿Me puedo lavar los dientes de una manera diferente? Esto es creativo, si lo haces claro.

¿Qué campaña recomendaría para el actual Partido Socialista?

-No tengo suficiente información -dijo- es importante recopilar todo lo que piensan y sienten en el partido y fuera de él. A partir de ahí montar muchos esloganes posibles-. Es un tópico que la creatividad surge de la nada, cómo la manzana que le cae a Newton encima de la cabeza. La creatividad requiere preparación, preparación y trabajo. A partir de ahí emergerá…

Excelente conferencia, es muy interesante ver cómo una persona aplica la creatividad en su día a día, tanto para grandes eventos, cómo para cosas cotidianas.

La Atención cómo forma de recibir información

Percibimos las cosas que nos rodean en función de la atención que le prestemos. Tanto es así, que si vamos a comprar un coche, nos fijamos en todos los modelos de coches que hay en el mercado, cosa que antes no hacíamos. Veámos con dos ejemplos cómo dirigimos la atención:

1. Pases de pelotas de baloncesto.

Aquí hay un video dónde tenéis que contar el número de veces que se pasa la pelota de una persona a otra. Es un ejercicio sencillo, pero se puede complicar si aparecen más pelotas… Hay personas que quizás conozcan el resultado, no importa, entonces el ejercicio consistirá en comparar cómo es tu atención conociendo el resultado a no conocerlo.

Una vez contado el número de pases realizados, mirad de nuevo el video, pero ahora atendiendo a las personas que están ahí, cómo están vestidas y que más ocurre. ¿Es diferente el resultado? Tu atención ha cambiado y por lo tanto la comprensión de la escena también.

2. Juegos de cartas

Os dejo una versión en inglés con subtítulos en castellano ya que la versión española no funciona bien:

Muchos estudios afirman que percibimos la información a través de nuestros sentidos cómo si fuese una cámara de video. A partir de ahí filtramos la información y obtenemos nuestra realidad en función de nuestras creencias y experiencias pasadas.

El enfoque de John McWhirter es ligeramente diferente. Afirma que más que filtros tenemos “selectores”, es decir seleccionamos parte de la información que percibimos para construir nuestra realidad. Esto es para mi un matiz bien diferente, la información no nos viene dada, sino que nosotros la elegimos y por tanto la podemos cambiar… Desarrollo supone mejorar, aumentar el abanico de posibilidades de atención, entre otras muchas cosas.

El arte y la ciencia de la meditación y la hipnosis efectiva

Jornadas intensas sobre “El Arte y la Ciencia de la Meditación e Hipnosis efectiva” presentado por John McWhirter y traducido por Tim Ingarfield.

Algunas conclusiones útiles:

Hay mucho mito en cuanto a la meditación y la hipnosis.

Solemos tener una idea más o menos fija de cómo somos sin cuestionarnos demasiado si es la manera más útil.

Separamos vidas profesionales, personales, de familia, amigos etc. cuando sólo existe una única. Por tanto, es quizás muy útil tener una manera más abierta y más amplia de organizarse.

Con frecuencia solemos tener una idea vaga de lo que queremos. Por ejemplo, si queremos ser felices, ¿qué significa para nosotros ser felices en más detalle?

La meditación tiene entre sus beneficios mejorar nuestra forma de pensar.

Valoramos las cosas en función de lo que tenemos hoy y dejamos de apreciar su valor por tenerlas. Muchas cosas materiales damos por hecho que pertenecen a nuestra vida y sólo las valoramos, cuando nos faltan cuando se debería apreciar en todo momento. Por ejemplo, el teléfono móvil, antes no existía y podíamos vivir perfectamente…

Descubrir las cosas positivas, neutras y negativas de la vida y valorarlas en su justa medida.

En vez de cambiar o negar un hábito es más útil construir sobre él. Por ejemplo, si te pones nervioso ante una entrevista de trabajo, es más útil investigar, relentizar y comprobar lo que ocurre exactamente antes que negar estar nervioso, ya que ésto último es más probable haga lo contrario.

Apreciar las cosas tal y cómo están ocurriendo. Apreciar la vida tal y cómo es.

Existen meditaciones activas y pasivas. Las pasivas son tipo relajación, descanso. Las activas son aquellas para ponerte en marcha para una actividad, ejercicio físico, guerra… Ambas ayudan para pasar de un estado a otro.

Desde aquí, me gustaría dar las gracias a todos.

Habilidades para el talento

Es de agradecer encontrar  libros que no se dediquen exclusivamente a trabajar sobre objetivos, tanto personales como profesionales.

Se titula “Con Ganas, ganas. Del esfuerzo a la plenitud” de Cristina Ramírez y Santiago Álvarez de Mon, profesor del IESE.

Se hace un análisis de la persona dentro de la sociedad y la lo largo de su vida. Se habla del aprendizaje, del desarrollo y del éxito, principalmente. A su vez, toma a personas que han destacado dentro de su campo para averiguar qué habilidades utilizaron para alcanzar el éxito. Estas personas fueron Jesús López Cobos, Inma Shara, Valentín Fuster, Marco Rupark y Rafael Nadal. Muy buenos ejemplos, por cierto, destacan en la dirección de orquesta, medicina, pintura y deporte respectivamente.

Se resaltan valores como el respeto, el orden, una correcta actitud ante los problemas y conflictos, la concentración, renuncia, el sacrificio, ser arriesgado, no tener prejuicios preconcebidos, modestia, humildad, valentía, astucia y disciplina entre otros.

Se define el talento como “la capacidad de aprender a perfeccionar una habilidad”. Los autores defienden que el desarrollo del talento requiere la ayuda de una persona externa en dos cuestiones principales:

  • Trabajar en los limites establecidos por la persona
  • Aprender de los errores cometidos

A su vez, se habla de mejorar la fortaleza mental: disciplina, esfuerzo, perseverancia, espontaneidad e imaginación.

Por último, me ha parecido muy interesante el ejercicio que se planteó en el libro: Imagina que te vas a morir, ¿cómo te gustaría haber vivido? Parece un poco cruel pero, al explorar la pregunta,aparecen los grandes valores en los que la persona quiere vivir. Muy interesante.

Adaptarse al lugar

Escuchaba el programa de la Cadena Ser, Pensar por pensar, discutiendo sobre toros si toros no y no tuve más remedio que parar a ver los primeros árboles en flor, una maravilla.

Tenían un invitado especial, al filósofo Jesús Monteserín. Esta persona fue al programa a defender el cierre de las plazas de toros. Sin embargo, en toda su exposición sólo se dedicó a “sentar cátedra” como los antiguos catedráticos de universidad que todo lo saben y los demás no tienen idea. Hacía tiempo que no oía a este tipo de personas – afortunadamente-. Tal fue la situación que los habituales del debate se mantuvieron en silencio. Manuel Cruz, por respeto, y Manuel Delgado porque simplemente se quitó los cascos para no escucharlo, según comentó.

Manuel Delgado no deja indiferente a nadie. Le escucho desde hace al menos 15 años cuando estaba en Onda Cero con la Radio de Julia. Por aquel entonces compartía todo lo que decía. Actualmente no estoy muy de acuerdo con él en muchas cosas pero su empatía y saber estar son dignos de admirar.

En una tertulia de radio le preguntaron que le parecía que los niños y niñas de 12-14 años leyeran la revista “Vale”, por su orientación sexual. Su respuesta para mi fue clara y contundente: – Miren, mi hija tiene 12 años y lee el Vale, no pasa absolutamente nada. Más me preocuparía si llegara con el periódico “ABC” bajo el brazo, eso si que sería un problema. Hay que entender a los niños y ayudarles a que encuentren su camino. Después del Vale estaría bien que se dedicara a leer libros aunque algunos/as se dirijan hacía “Hola”. Yo estoy más por lo primero-

Es importante hacer una transición de estar dando clase a hablar en la radio. De la misma manera ocurre en el pensar en los jóvenes desde los adultos. En nuestro día a día también debemos tener en cuenta los cambios de lugar: de casa al estudio, de casa al trabajo, de casa al gimnasio, etc. Cada contexto tiene una estructura y función diferente que no debemos olvidar.